[SOLUCIÓN] ¿Eres Fuego o eres Agua?

[SOLUCIÓN] ¿ERES FUEGO O ERES AGUA? 🔥💧

Tal y como había prometido, aquí te van tres pasos para encontrar el equilibrio interno:

1️⃣ RECONOCE dónde hay un desequilibrio en tu vida.

Piensa en las áreas de tu vida en las que algo no parece encajar. Esto podría ser tu relación de pareja, una amistad, tu trabajo o cualquier otro aspecto de tu vida. Sentirse vacío, cansado, enfadado o alterado, son señales de que algo está fuera de su lugar.

2️⃣ ENCUENTRA dónde está el desequilibrio interno.

Todo desequilibrio que sentimos en nuestra vida proviene precisamente de un desequilibrio interno. Tendemos a apegarnos mucho a nuestra energía de fuego o de agua.

Considera el caso de criar a un hijo. Si nuestra naturaleza es dar, sienta bien dar y dar y dar. Pero sabemos que dar constantemente a un hijo, puede causar mucho dolor innecesario en su vida. Los hijos necesitan afecto y atención por supuesto, y también normas y límites, y es fundamental que aprendan a conquistar su propia plenitud. Por otro lado, ser exageradamente estrictos y controladores puede generar “claustrofobia” en ellos. Tarde o temprano se revelarán, y guardarán rencor hasta que lo hagan; o peor aún, no se sentirán realmente queridos.

Los extremos sabemos que no son buenos. Reconocer nuestro propio desequilibrio nos ayudará a asumir la responsabilidad por las cosas que queremos cambiar a nuestro alrededor.

3️⃣ SUELTA los apegos.

Una vez que reconocemos cuáles son nuestros apegos, se requiere de mucho esfuerzo y práctica cambiar nuestro comportamiento. Alguien que está muy apegado, por ejemplo, a complacer a las personas, debe aprender a no dar tanto en determinadas situaciones. Será muy importante aprender a soltar el apego a decir “sí” todo el tiempo. En ocasiones, establecer límites y decir “no” es la manera de darle a alguien lo que verdaderamente necesita. De la misma manera, es fácil ensimismarse tanto en la búsqueda de nuestros objetivos, que olvidamos demostrar amor y calidez a las personas que nos rodean.
🔻🔻🔻🔻🔻🔻🔻🔻
Siempre que seamos conscientes de nuestro desequilibrio, podemos comenzar a dar los pasos para corregirlo. A través de la reflexión, de sentirnos, de “parar” durante unos minutos al día, podemos ir generando un cambio de conciencia o recuperar la que habíamos perdido, encontrando al fin el equilibrio.
🔻🔻🔻🔻🔻🔻🔻
⚖️ El agua en nuestro interior ve la perfección en todo, mientras que el fuego ve todo lo que nos queda por hacer. Necesitamos ambos aspectos en nuestra vida. Si pensamos que todo es perfecto todo el tiempo, vivimos de espaldas ante el hecho de que podemos mejorar nosotros y mejorar el mundo que nos rodea. Por otro lado, ver constantemente los asuntos pendientes y las imperfecciones en nosotros, los demás y el mundo, puede hacer que perdamos la apreciación y agradecimiento por los increíbles regalos que nos da cada día el Universo.

💎 Espero que esta información te sirva, a mí me está ayudando mucho en mi vida… y ya sabes, si te gusta, COMPARTE… tal vez podamos AYUDAR a otr@s soñadores y soñadoras en su camino ;).

Fotografía: Fernando López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *