Hoy SOY otra persona

HOY SOY OTRA PERSONA.

Cada día miles de células mueren y renacen en todo nuestro organismo. Se dan la oportunidad de morir y renacer, para poder cumplir su papel.

Se dan el permiso de vivir y SER, de una manera única e insustituible, para que nuestro corazón pueda seguir latiendo al compás de nuestros sueños.

Hoy soy otra persona… me repito en ocasiones… HOY SOY OTRA PERSONA.

Tienes derecho a equivocarte, a soñar, a buscar a tu manera la felicidad. Y cada día cuentas con la oportunidad de cambiar. ¿En qué dirección? Solo TÚ lo sabes.

Lo que está claro, es que ni tú ni nadie quedamos exentos de precisamente, con nuestros “errores” y “aciertos”, tener la posibilidad de crear la vida que queremos.

Asimilando el propio cambio como parte natural del camino, como nuestra manera de irnos reencontrando con nosotros mismos para cumplir nuestro papel, único e insustituible, como nuestras células…

Qué duda cabe, que en ocasiones sentimos que la vida pesa casi demasiado como para levantarnos y seguir caminando… es entonces, cuando puedes recordarte sin temor y con pleno derecho, que ya no eres la misma persona. Eres otra, nueva

Preparada al fin, para con toda la ternura y el cariño del mundo, despedir llena de satisfacción a la persona que fuiste ayer. Deja que el peso entonces, caiga de golpe… y se torne en paz y calma para el gran ser humano que has creado.

Despliega tus alas y echa a volar… el presente es tu mayor regalo y el futuro te está esperando.

Hoy eres otra persona y te mereces disfrutarlo.

Feliz 2020 y ya sabes… ¡a por todas, siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *